Barritas energéticas con cacahuetes

INGREDIENTES

300 gramos de cacahuetes pelados, tostados y sin sal de Frutos Secos Salen
3 cucharadas de miel
100 gramos de copos de arroz o avena
100 mililitros de aceite de oliva
1 cucharada de azúcar
Una pizca de sal

PREPARACIÓN

Para la receta que os traemos hoy es fundamental que salgas a comprar cacahuetes si no tienes en la despensa. Y es que vamos a elaborar barritas energéticas caseras.

Estas barritas, tan de moda en los últimos tiempos, es una mezcla perfecta entre sabor y propiedades. El cacahuete, así como la inmensa mayoría de frutos secos, son fuente natural de energía. Debidamente elaborados, son perfectos como snack sano y revitalizante.

Los frutos secos contienen gran cantidad de ácidos grasos esenciales, que el organismo humano no puede sintetizar. Además, encontramos minerales (magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro, zinc y selenio) y no debemos olvidar su potente poder antioxidante. A esto se suman importantes cantidades de proteína y fibra, que ayudan a regular el tránsito intestinal y mejorar la musculatura.

Ideal para deportistas, o para estudiantes que necesitan reponer fuerzas. Para el descanso en el trabajo o como merienda para los más peques, las barritas energéticas de cacahuetes que hoy preparamos darán mucho que hablar.

Además, son fáciles de transportar y no requieren de gran preparación para comerlas. Por todo esto, esta receta se convertirá en una de tus favoritas.

En cuanto a la elaboración, te sorprenderá la rapidez y sencillez. ¡Apto para todos los miembros de la familia!

Lo primero que debes hacer es poner a calentar un cazo. Asegúrate de que sea uno que no se pegue. Ponlo a fuego medio y añade el aceite, la miel, el azúcar, los copos, y los cacahuetes (previamente picados en una picadora) y la sal. Comienza a remover y no pares hasta que veas que se forma una masa pegajosa y semiconsistente. Aproximadamente te llevará unos 5-10 minutos.

Una vez formada esta pasta, rellena un molde rectangular. Vigila que el tamaño sea suficiente para que la masa no quede muy alta (elevación máxima de 3 cm aproximadamente). Extiéndela bien, intentando igualarla por todas las zonas. Deja enfriar por 4-6 horas.

Pasado el tiempo, desmolda y córtalo en barritas rectangulares. Puedes guardarlas todas en un táper o bien servirlas envueltas en papel celofán (mucho más fácil de transportar individualmente).

Si quieres añadir un toque dulce, derrite chocolate de postres en el microondas y una vez líquido, con una cuchara, añade toques por encima o bien deja reposar la barrita en un fondo de chocolate, con la idea de que la base quede impregnada. Vuelve a meter en el frigo un par de horas para que el chocolate cuaje y listas para disfrutarlas.

¡A comer!